9 Consejos para un mantenimiento responsable de cachés

Querido propietario,

Me escondiste bajo esta roca junto a la cascada hace dos meses. Es un sitio precioso y me encanta. Pero ahora, tras 25 encontrados, una tormenta y un encuentro con un alce, mi libro de registro está lleno, mis rastreables mojados y estoy 5 metros desviado de donde debiera estar,
¡Ayuda!

Con cariño
Tu caché.

¿Te suena familiar? Probablemente no, a menos que tu caché haya aprendido a comunicarte. Ya seas un propietario experimentado o estés a punto de esconder tu primer caché, recuerda que el mantenimiento es una parte esencial de la propiedad del caché. Cachés mal mantenidos no son agradables de encontrar para nadie y corren el riesgo de ser archivados.

Por suerte, hemos facilitado la tarea de aprender el arte del mantenimiento de geocachés. Sigue estos 9 consejos y tu geocaché te lo agradecerá durante días. (O lo haría, si la comunicación caché-humano avanzase un poco más rápido.)

1. Es tu trabajo (y solo tuyo)

Como propietario del caché, eres reponsable de mantenerlo en buenas condiciones. Aunque amables geocachers pueden ocasionalmente añadir un nuevo libro de registro o tal vez secar el contenido de tu caché, no puedes confiar en que los buscadores hagan el trabajo por tí. Como propietario, tu conoces tu caché mejor que nadie,

2. Presta atención a los registros

Cada vez que alguien registra tu geocaché, recibes un email comunicándotelo con el texto del registro incluido. Los habituales “Encontrado” o “No encontrado” pueden contener pistas sobre el estado del caché, y registros de “Necesita mantenimiento” o “Necesita archivo” definitivamente, indican un problema. Estas son situaciones comunes en las que aparecen estos registros:

  • Un registro de “Encontrado”, puede mencionar que el libro de registro está lleno. ¡Es hora de cambiarlo!
  • Una serie sucesiva de registros de “No encontrado”, podría significar que el caché se ha movido o ha desaparecido.
  • Un registro de “Necesita mantenimiento” significa que hay un problema con tu caché y debes visitarlo. El asunto puede ser sencillo (libro de registro húmedo) o serio (el contenedor del caché está estropeado y es necesario reemplazarlo)
  • Un registro de “Necesita archivo” significa que algo de la página del caché, del contenedor o de la localización, ya no es aceptable para ser incluido en Geocaching.com. Este tipo de registro enviará un aviso al revisor local, quien revisará la página del caché y puede tomar otras medidas, como desactivar o archivar el caché.

3. Comprueba las coordenadas

 

Los primeros registros en un caché recién publicado pueden hacer notar que las coordenadas publicadas no son demasiado correctas. Si te ocurre esto, necesitas ir a la localización del caché (con un dispositivo GPS) para tomar coordenadas precisas. Luego debes actualizar las coordenadas en la ficha del caché.

4. Marcar rastreables perdidos como desaparecidos.

 

Cuando alguien “suelta” en linea un rastreable en tu geocaché, el rastreable aparecerá en el inventario de tui caché. El inventario se encuentra en una columna a la derecha de la página del caché. Si notas que un rastreable aparece en el inventario de tu caché, pero no está en él físicamente, debes marcar el rastreable como perdido.

5. Manten el caché limpio

 

Seamos sinceros… los cachés pueden volverse algo asquerosos tras cierto tiempo, especialmente si no son herméticos. Y un geocaché nunca debería ser un recipiente para basura. Sé un buen propietario y visita tu caché regularmente para asegurar que su contenido está seco, es apropiado e interesante para los que lo encuentran, ¿Necesitas un poco de ayuda extra? Visita la tienda de Geocaching por suministros para mejorar o mantener tu caché.

6. Rediseñar el contenedor si es necesario

A veces, una idea brillante para un escondite genial, no funciona en cualquier localización. Si tu caché lleva escondido un tiempo y constantemente tiene problemas, piensa en cambiar el contenedor. Si el bote de café que has usado ya no es estanco, reemplazalo por un tuper o un lock-n-lock que realmente no dejará pasar la humedad. Si el sistema de poleas que pusiste se ha convertido en un lio a causa del viento, piensa en poner un contenedor en el mismo lugar, mas cerca del suelo.

7. Deshabilitar temporalmente el caché.

¿Qué sucede si te enteras de un problema con tu caché, pero no puedes visitarlo hasta este fin de semana? Puedes deshabilitar temporalmente tu caché, así, otros geocachers no intentarán visitarlo mientras está en malas condiciones. Los cachés que llevan mucho tiempo deshabilitados, deben archivarse. Una vez has arreglado tu caché y está listo, puedes habilitarlo.

8. Registro “Mantenimiento por el propietario”

Si alguien añade un registro de “Necesita Mantenimiento” a tu caché, verás que aparece en las listas, un icono de una llave roja junto a tu caché. Después de haber realizado el mantenimiento en tu caché y resuelto el problema indicado en el registro de ‘Necesita Mantenimiento”, necesitarás poner un registro de “Mantenimiento por el propietario” en el caché. Esto quitará el icono rojo, indicando a otros geocachers (y a los revisores que vigilan) que tu caché está de nuevo en buenas condiciones.

9. Archivar el caché.

A veces ocurre que tu ya no puedes mantener tu geocaché. Deberás archivar la ficha del caché, así se eliminará permanentemente del sitio web geocaching.com, o darlo en adopción a cualquier otro. También debes retirar el contenedor físico si lo archivas.

¿Que hay de tus consejos para mantener un caché? ¿Falta alguno? ¡Coméntalo abajo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *